After Neruda’s “Cuerpo de Mujer”

by editor


 

Your body, my woman, white hills

and dark valleys, you entreat me

 

to surrender. Like a laborer

I search for our children.

 

Night invades me. Birds scatter

at the sound of your voice.

 

What vengeance does your body seek,

your arms so strong

 

around me? Desperate thirst,

throat so dry I cannot drink

 

from your breasts, warm

and overflowing with the milk of all mothers.

 

Neruda’s Cuerpo de mujer
Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos,
te pareces al mundo en tu actitud de entrega.
Mi cuerpo de labriego salvaje te socava
y hace saltar el hijo del fondo de la tierra.

Fui solo como un túnel. De mí huían los pájaros
y en mí la noche entraba su invasión poderosa.
Para sobrevivirme te forjé como un arma,
como una flecha en mi arco, como una piedra en mi honda.

Pero cae la hora de la venganza, y te amo.
Cuerpo de piel, de musgo, de leche ávida y firme.
Ah los vasos del pecho! Ah los ojos de ausencia!
Ah las rosas del pubis! Ah tu voz lenta y triste!

Cuerpo de mujer mía, persistiré en tu gracia.
Mi sed, mi ansia sin límite, mi camino indeciso!
Oscuros cauces donde la sed eterna sigue,
y la fatiga sigue, y el dolor infinito.

Vente poemas de amor y una cancion desesperada – Pablo Neruda, 1924

Advertisements